Amargo de Angostura


  • Angostura, Gotas amargas

Ingrediente utilizado principalmente para dar un toque ligeramente amargo a cocteles. Aunque ocasionalmente se usa para aromatizar algunas sopas y salsas. Es elaborado con diversas hierbas, especias, raíces y semillas aromáticas.

Su preparación original se debe a Johann Gottlieb Benjamin Siegert, médico alemán que vivía en Venezuela durante la guerra de independencia en la segunda década del siglo XIX, en la que participó como cirujano de regimiento en las tropas que seguían las órdenes del libertador Simón Bolívar.

En 1924, el doctor Benjamin Siegert, quien habitaba en la población venezolana de Angostura (Santo Tomás de la Nueva Guayana de la Angostura del Orinoco, que luego fue rebautizada como Ciudad Bolívar y hoy es la capital del estado de Bolívar), luego de un proceso de investigación y experimentación, elaboró una mezcla a base de quinina, violeta de genciana y otras hierbas aromáticas cuyo propósito era combatir el mareo, dado que Angostura era un puerto muy comercial visitado por grandes barcos mercantes, cuyos marineros y pasajeros sufrían constantes mareos debidos al movimiento constante el mar.

Inicialmente esta mezcla recibió el nombre de Amargo Aromático.

Sin embargo, esta preparación demostró cierta efectividad en aliviar trastornos digestivos causados por el cólera, enfermedad bastante común por aquellos lugares. Esto le valió la fama al medicamento y a su inventor.

Fue después de esto que comenzó a utilizar unas pocas gotas para darle un poco de color y aromatizar la Ginebra, y luego se descubrió que utilizar unas pocas gotas de esta preparación ayudaban a aromatizar y enriquecer el sabor de algunos cocteles, al igual que le daba un toque especial a algunas sopas y salsas. Fue entonces cuando prácticamente se olvidó su origen medicinal y se adoptó como un ingrediente útil en la cocina y esencial de la coctelería. Eso sí, sin olvidar sus propiedades beneficiosas para la digestión.

Recetas recomendadas
Arroz a la mexicana

El arroz hace parte de un conjunto amplio de ingredientes que fueron introducidos en América por los colonizadores españoles en los siglos XV y XVI. Este cereal milenario, hace parte de la dieta cotidiana de los países del llamado nuevo continente. En México, se supo integrar con ingredientes autóctonos como el tomate (jitomate), el chile, la papa (patata). Esta receta representa muy bien la síntesis gastronómica del encuentro entre el viejo y el nuevo mundo.

Ver receta
Espagueti con camarones y aceitunas

El espagueti suele combinar muy bien con una variedad muy amplia de salsas que pueden contener tanto vegetales como diferentes tipos de carnes. En esta receta, la mezcla de los camarones con el tomate y las aceitunas ofrecen una deliciosa mezcla de aromas, colores y sabores.

Ver receta
Capuchino vienés

El capuchino se comenzó a preparar en Viena, luego de la Batalla de Kahlenberg en septiembre de 1683. Inicialmente, utilizaron el café que los turcos habían dejado abandonado en su huída. Para suavizar el amargo sabor de éste, decidieron agregarle crema batida y un poco de miel, lo que le dio un color muy parecido al color de los hábitos de los monjes Capuchinos.

Ver receta