Oliva negra


  • aceituna negra, oliva negra griega

La oliva negra es el fruto maduro del olivo. En su proceso de maduración cambia gradualmente su color verde por un color rojizo, luego colo vino tinto y finalmente por el color negro. Sin embargo, hay que tener en cuenta que hay algunas olivas que son negras gracias a un proceso industrial de oxidación.

El nombre de oliva es de origen hebreo que pasó al griego (eala) y luego al latín (olea).

Desde el punto de vista nutricional hay poca diferencia entre la oliva negra y la verde, excepto porque la negra tiene un poco más de grasa y calorías que la verde. Pero se trata de ácidos grasos monoinsaturados que son grasas de buena calidad.

En cuanto al sabor, la oliva negra tiene un sabor más acentuado y menos amargo que la verde. Sin embargo, ambas originalmente suelen ser amargas, de allí que para su consumo deban curarse mediante un proceso lento mediante el cual se envuelven en sal o se secan al sol para luego sumergirlas en salmuera durante varios meses. Este proceso permite extraer los glucósidos amargos. Recientemente, este proceso tradicional de la oliva se ha reemplazado por un proceso industrial mucho más rápido, en el que las olivas se conservan en una solución de lejía. En este caso las olivas pierden un poco de sabor.

Oliva negra - Información Nutricional

Composición para 100 gramos

Valor energético: 299 calorías

Componente Contenido % valor diario* Info
Grasa total Grasa total 29.8 g 46 %

    Grasa saturada 4.2 g 21 %
Colesterol Colesterol 0 mg 0 %

Sodio Sodio 54 mg 2 %

Carbohidratos Totales Carbohidratos Totales 4 mg 1 %

    Fibra Dietaria 3.5 g 14 %
    Azúcares 0 g
Proteínas Proteínas 2 mg 4 %

Vitaminas Vitaminas y Minerales

Vitamina A: 1 % Calcio: 6 %
Vitamina C: 33 % Hierro: 8 %

* Los porcentajes de Valores Diarios están basados en una dieta de 2000 calorías (8380 kJ).

Recetas recomendadas
Pizza con Pollo y Champiñones

Dentro de las innumerables variantes de la Pizza, esta es una de las que se preparan con mayor frecuencia, principalmente fuera de Italia. Quizás su popularidad se debe al delicioso y suave sabor que le imprimen el pollo acompañado de champiñones y queso (fundamental en cualquier receta de Pizza).

Ver receta
Quesadillas de harina de trigo

Las quesadillas constituyen uno de los platos más típicos y populares de México. Una quesadilla, en esencia, es una tortilla (de maíz o de trigo, según la región) doblada y rellena de queso y algún otro ingrediente como carne picada de res, cerdo o pollo, que además se puede acompañar de alguna salsa.

Ver receta
Salsa fresca mexicana

Esta deliciosa salsa muy fácil de preparar puede ser utilizada para acompañar quesadillas, tacos, burros y otros platos típicos de la cocina mexicana.

Ver receta