Pera


Las peras (del género Pyrus) son frutas en forma de bombilla originarias del medio oriente. Su pulpa es carnosa y de textura arenosa. Su sabor es menos agrio que el de la manzana.

El consumo de esta fruta tiene una larga historia puesto que se consume desde el período Neolítico. Su consumo se extendió por toda Europa por obra de los Griegos y los Romanos.

Se trata de una fruta cuya conservación es dificil debido a la alta tasa de respiración que tienen y a su sensibilidad al dióxido de carbono. Por esto es que se deben recoger cuando aún están duras y verdes. Así el proceso de maduración se debe realizar posteriormente conservándolas a temperaturas cercanas a los 20° C y, por ningún motivo se deben almacenar en bolsas de plástico ni en cajas cerradas. Existen variedades de pera que se diferencian por su aspecto y colores característicos y por la textura de su carne.

La pera es una fruta diurética y muy útil para la digestión gracias a sus altos contenidos de fibra y pectina.También tiene un alto contenido de azúcar.

Se comercializa molida o en grano, siendo preferible comprarla en grano y molerla en el momento de usarla para que ofrezca su aroma y sabor plenos.

Si se consume cruda se debe buscar que sea jugosa y con aroma intenso. Se puede consumir cocida en forma de mermelada, puré, gelatina. Se prepara en conserva con almíbar o en vino.

Recetas recomendadas
Papas asadas con tocineta

Las papas o patatas son muy nutritivas y versátiles a la hora prepararlas. En esta receta, su combinación con la tocineta ahumada ofrece un resultado bastante especial.

Ver receta
Sopa de Cebolla al gratín

Esta es una sopa de origen francés con mucha historia y tradición. Se tiene referencia de ella en libros publicados en el siglo XIV. La sencillez de sus ingredientes la erigieron inicialmente como un plato popular. Aunque recientemente, gracias a su delicioso sabor, su consumo se ha extendido por el mundo adquiriendo y ha alcanzado un puesto preferencial en la alta gastronomía.

Ver receta
Arroz con fideos

El arroz es fundamental en la alimentación de muchos países del mundo y, por tanto, no suele faltar en la mesa. En esos casos es muy conveniente tratar de romper la monotonía del arroz blanco y prepararlo con variantes como esta.

Ver receta