Medallones de mero y berenjena


Preparación: 0h 30m     Cocción: 0h 25m     Total: 0h 55m
Dificultad: Sencilla
Cantidad: 4 porciones

(preparada 9 veces  |  2 calificaciones)

Una entrada muy especial que puede ser usada también como plato fuerte acompañada de una guarnición.

Ingredientes
  • 1  libra de Mero (en filetes)
  • 2  Berenjenas
  • 4  tajadas de Pan
  • 1/4  cucharadita de Nuez moscada (rallada)
  •  Pimienta al gusto
  • 4  cucharadas de Harina de trigo
  • 1  taza de Leche
  • 2  Huevos
  • 2  cucharadas de Mantequilla
  • 1  taza de Aceite vegetal
  • 2  tazas de Agua
  • 2  cucharadas de Sal
Instrucciones

Lavar y secar bien las berenjenas. Cortarlas en rodajas de medio centímetro de espesor.

Extender las rodajas sobre una superficie plana y espolvorear sal sobre cada una de ellas. Dejarlas reposar durante 30 minutos para que suelten su sabor amargo. Ponerlas en un escurridor o un colador y lavarlas con abundante agua para quitar la sal y el líquido que han soltado.

Escurrir las berenjenas y secarlas bien con papel de cocina o una servilleta.

Poner 3 cucharadas de harina en un plato. Untar con la harina las rodajas por cada lado.

Calentar bien el aceite en una sartén. Freir las rodajas de berenjena durante unos 5 minutos.

Sacar con una espumadera y escurrirlas sobre papel de cocina.

Poner una olla al fuego con el agua y 1/2 cucharada de sal. Una vez hierva, adicionar el mero y cocerlo durante 5 minutos.

En una olla poner a calentar la leche.

Escurrir el mero y desmenuzarlo muy bien.

Poner una sartén al fuego con la mantequilla. Cuando esté derretida, poner el mero y sofreirlo durante 3 minutos. Adicionar la cucharada de harina restante y luego la leche bien caliente.

Adicionar la pimienta, la sal y la nuez moscada. Cocinar a fuego bajo revolviendo constantemente hasta que espese. Retirar del fuego y dejar enfriar.

Extender la mitad de las rodajas de berenjena sobre una superficie plana. Verter una cucharada de la mezcla con el pescado sobre cada una de ellas. Poner sobre cada una otra rodaja de berenjena.

Batir el huevo. Calentar una sartén con el aceite.

Untar bien cada medallón con la harina hasta que quede bien cubierto. Bañarlo luego en el huevo e inmediatamente pasarlo por la miga de pan y ponerlo a freir. Freirlos hasta que estén dorados.

Sacarlos con una espumadera y ponerlos sobre papel de cocina. Servir.

Comentarios
comentarios gestionados por Disqus