Berenjena con salsa de queso y camarones


Preparación: 0h 10m     Cocción: 0h 30m     Total: 0h 40m
Dificultad: Sencilla
Cantidad: 4 porciones

(preparada 13 veces  |  14 calificaciones)

La Berenjena es una hortaliza originaria del sudeste asiático y llevada a Europa en la Edad Media por comerciantes árabes. En un comienzo, no se consumía porque se creía que era causante de diversas enfermedades. Sin embargo, luego se integró plenamente a la gastronomía de una buena parte de Europa y fue llevada a América por los conquistadores españoles. Hoy en día son muchos los plstillos deliciosos que se preparan con ella a uno y otro lado del océano Atlántico, como este delicioso pasabocas.

Ingredientes
  • 1  taza de Leche (tibia)
  • 1/2  Cebolla cabezona (pequeña)
  • 1  cucharada de Crema de leche
  • 1  Huevo
  • 150  gramos de Camarones (pecocidos)
  • 1  Berenjena (grande)
  • 50  gramos de Mantequilla
  • 1  hoja de Laurel
  • 1  taza de Harina de trigo
  • 1/4  cucharadita de Nuez moscada (rallada)
  • 3  cucharadas de Queso Parmesano (rallado)
  •  Sal al gusto
  •  Pimienta al gusto
  • 5  cucharadas de Aceite de Oliva
Instrucciones

Cortar la berenjena en rodajas delgadas. Ponerlas sobre un plato amplio y espolvorearlas con sal. Dejarlas reposar durante unos 20 a 30 minutos para que expulsen el exceso de humedad y su sabor amargo.

Mientras tanto, poner una sartén al fuego medio y derretir en ella la mantequilla. Agregar la mitad de la harina y revolver hasta obtener una pasta.

Adicionar lentamente la leche, revolviendo constantemente durante unos 5 minutos, hasta que la mezcla sea homgénea y suave.

Adicionar la cebolla, la nuez moscada y la hoja de laurel. Poner el fuego en bajo y rehogar durante 20 minutos revolviendo con frecuencia.

Retirar del fuego, pasar esta mezcla por un colador y adicionar la crema de leche y el queso.

Separar la clara de la yema del huevo. Añadir la yema del huevo a la mezcla anterior, adicionar sal y pimienta y revolver muy bien. Adicionar los camarones.

Secar bien las rodajas de berenjena con ayuda de papel de cocina. Pasar cada rodaja por harina para que quede bien impregnada por ambos lados. Poner una sartén al fuego medio con el aceite. Una vez caliente freir las rodajas de berenjena hasta que doren por ambos lados. Retirar y eliminar el exceso de aceite con ayuda de papel de cocina.

Poner las rodajas de berenjena en una fuente de hornear. Con una cuchara, poner un poco de la mezcla anterior sobre cada una de las rodajas de berenjena. Espolvorear encima un poco de queso parmesano. Llevar al horno precalentado a 200°C. Hornear durante unos 8 minutos.

Servir caliente.

Comentarios
comentarios gestionados por Disqus