Cheesecake estilo New York


Preparación: 0h 30m     Cocción: 1h 0m     Total: 1h 30m
Dificultad: Normal
Cantidad: 8 porciones

(preparada 2 veces  |  3 calificaciones)

Si bien la tarta de queso se originó en la antigua Grecia (alrededor del año 700 A. de C.) y luego fue adoptada y extendida por los romanos. Fue a finales del siglo XIX que se comenzó a preparar el hoy clásico y tradicional cheesecake de New York, que hoy se encuentra, con muy ligeras diferencias, en muchas cafeterías y pastelerías a lo largo y ancho de esta ciudad.

Ingredientes
  • 1000  gramos de Queso crema (tipo Philadelphia)
  • 2  cucharadas de Harina de trigo
  • 6  cucharadas de Mantequilla
  • 2  tazas de Galletas tipo graham (o María)
  • 1  taza de Azúcar
  • 1  taza de Crema agria (sour cream)
  • 3  Huevos
  • 1  cucharadita de Extracto de vainilla
  • 1  cucharadita de Sal
Instrucciones

Precalentar el horno a 200°C.

Triturar muy bien las galletas y ponerlas en un bol.

Derretir la mantequilla y adicionarla a las galletas. Mezclar muy bien.

Forrar con papel parafinado, el fondo y las paredes de un molde desmontable circular de unos 22 cm de diámetro. Untar bien con mantequilla y luego poner un poco de harina y esparcirla para que se adhiera al fondo y las paredes (esto permite luego desmoldar fácilmente la tarta manteniendo su aspecto. 

Poner la mezcla de galleta y mantequilla en el fondo del molde presionando con la mano o un vaso para que quede compacta y con una superficie uniforme. Hornear durante 10 minutos.

Mientras tanto, poner el queso crema en un bol grande. Adicionar la sal, la harina de trigo. Batir a velocidad media hasta que los ingredientes se incorporen bien y se tenga una textura cremosa y uniforme. Adicionar la crema agria, el azúcar y el extracto de vainilla. Continuar batiendo a velocidad media 2 minutos más, hasta que se incorporen bien y la mezcla sea homogénea. Adicionar uno a uno los huevos, batiendo hasta que se incorporen bien a la mezcla.

Vaciar la mezcla en el molde, encima de la galleta y hornear a 160°C durante una hora. Apagar el horno y abrirlo ligeramente. Dejar que la tarta se enfríe durante una hora. Refrigerar durante al menos 5 horas.  

Comentarios
comentarios gestionados por Disqus