Conchas - Pan dulce mexicano


Preparación: 2h 0m     Cocción: 0h 30m     Total: 2h 30m
Dificultad: Normal
Cantidad: 20 panes

(preparada 2 veces  |  3 calificaciones)

La concha es el pan más popular de México. Tiene forma semiesférica y un sabor ligeramente dulce. Debe su nombre a que su superficie es decorada con unas líneas curvas de pasta dulce que le dan la apariencia de una concha marina. La concha más clásica es de color café claro y su decorado es hecho con pasta blanca. Aunque posteriormente se popularizó el decorado con una pasta con cocoa (de color café oscuro).

Ingredientes
  • 500  gramos de Harina de trigo (para la masa)
  • 150  gramos de Azúcar (para la masa)
  • 100  gramos de Mantequilla (para la masa)
  • 4  Huevos
  • 100  mililitros de Leche
  • 3 1/2  cucharaditas de Levadura (activa seca)
  • 1  cucharada de Leche en polvo
  • 1/8  cucharadita de Sal
  • 100  gramos de Mantequilla (para la cobertura)
  • 100  gramos de Azúcar glass (para la cobertura)
  • 100  gramos de Harina de trigo (para la cobertura)
Instrucciones

Poner la leche al fuego medio. Una vez comience a hervir, retirarla y dejarla enfriar.

En un bol mezclar la levadura con la leche, 2 cucharadas de harina y dos cucharadas de azúcar. Dejar reposar durante una hora.

Tamizar la harina para el pan y ponerla en una superficie plana y bien limpia. Mezclarla suavemente con la sal y formar una especie de volcán (una montaña dejando una abertura en el centro).

Derretir la mitad de la mantequilla y adicionarla al centro del volcán junto con el azúcar, la leche en polvo, la mezcla de levadura, leche y harina. Batir ligeramente lois huevos y adicionarlos también. 

Comenzar a mezclar suavemente con los dedos hasta que se incorporen los ingredientes. Amasar hasta que se tenga una mezcla suave y elástica. Formar una bola y ponerla en un bol. Cubrir con papel film untado de aceite y dejar reposar hasta que haya duplicado su tamaño.

Aparte, preparar la pasta para la cobertura. batir el resto de la mantequilla con el azúcar glas hasta formar una crema suave y esponjosa. Adicionar la harina para la cubierta y mezclar hasta obtener una pasta suave. Dividir la pasta en dos y adicionarle a una de ellas la cocoa. Adelgazar la pasta con un rodillo hasta que tenga un espesor de unos 3 milímetros. Cortar círculos de unos 7 centímetros de diámetro.

Engrasar una lata de hornear con un poco de mantequilla y un poco de harina.

Precalentar el horno a 190°C.

Tomar la masa y trabajarla con sobre la superficie plana, golpeándola de vez en cuando. Formar una bolas de unos 5 centímetros de diámetro y ponerlas sobre la lata de hornear dejando un espacio de unos tres centímetros entre ellas. Presionarlas un poco contra la lata. Derretir un poco de mantequilla y pintar con ella la superficie de las bolitas. Cubrir cada bolita con un círculo de pasta presionando un poco para que se adhiera a la masa. Con un cuchillo afilado hacer los cortes sobre la pasta de forma ligeramente curva.

Hornear durante 30 minutos. Retirar del horno y dejar enfriar.

Comentarios
comentarios gestionados por Disqus