Tarta de manzana


Preparación: 1h 20m     Cocción: 0h 30m     Total: 1h 50m
Dificultad: Normal
Cantidad: 8 porciones

(preparada 12 veces  |  16 calificaciones)

La tarta de manzana, conocida también como pie de manzana hace parte de la tradición culinaria de los Estados Unidos, sin embargo hay evidencia escrita de esta receta desde el siglo XIV que sugiere que es de origen inglés. Si bien existen diversas variantes de la receta, la que aquí se presenta es una de las más clásicas.

Ingredientes
  • 2 1/2  tazas de Harina de trigo
  • 1  taza de Azúcar
  • 6  Manzanas (verdes)
  • 1/2  taza de Leche
  • 1/2  libra de Mantequilla
  • 1/4  taza de Agua (fría)
  • 2  cucharaditas de Canela (molida)
  • 1/2  cucharadita de Nuez moscada (rallada)
  • 2  cucharaditas de Sal
Instrucciones

En un bol grande, mezclar con la mano la harina con la mantequilla cortada en trozos pequeños hasta que tenga una consistencia uniforme. Agregar la sal y 1/3 del azúcar. Mezclar bien.

Agregar el agua y mezclar hasta formar una masa suave. Formar una bola, envolverla en un plástico o papel film y guardarla en el refrigerador durante una hora.

Mientras tanto, quitarles el corazón a las manzanas, pelarlas y cortarlas en tajadas delgadas (de 1/2 centímetro de espesor).

Retirar la masa del refrigerador. Estirarla sobre una superficie enharidada con ayuda de un rodillo hasta que alcance un espesor cercano al medio centímetro. Cubrir con la masa el fondo y las paredes de un molde para pie.

Distribuir uniformemente las manzanas sobre la masa. Espolvorear con el resto del azúcar, la canela y la nuez moscada,

Cubrir con el resto de la masa, presionando con los dedos los bordes para que la masa de la cubierta se adhiera a la del molde.

Con un tenedor pinchar la masa de la cubierta en varias partes (para que permita salir el vapor). Bañar la masa de la cubierta con la leche, con ayuda de un pincel o brocha de cocina.

Llevar al horno precalentado a 200° durante unos 30 minutos (o hasta que dore ligeramente la cubierta).

Servir cuando esté fría.

Sugerencias

La tarta se debe conservar refrigerada. Si se quiere conservar congelada, se debe pasar al refrigerador la noche antes de consumirla.

Comentarios
comentarios gestionados por Disqus