Pelar tomates


Siempre que se quiere preparar una salsa o un a sopa que contiene tomate, lo más conveniente es quitarle la piel, para que esta no altere la consistencia uniforme de la preparación. Se trata de la aplicación de una técnica de cocina que se denomina Escaldar.

Poner abundante agua en una olla a fuego alto (sin llenarla para que quepan luego los tomates). Hacer un ligero corte en cruz en la base de cada tomate.

Cuando el agua comience a hervir, sumergir los tomates. Medio minuto después retirar del fuego. Pasar los tomates por agua bien fría y proceder a quitar la piel.

Recetas recomendadas
Hígado de res con tocineta

Tanto el valor gastronómico como el nutricional del hígado han sido reconocidos desde tiempos inmemoriales. Pese a que, en términos generales, las formas de prepararlo son muy sencillas pero su sabor y textura son excepcionales. Esta es una sencilla receta de hígado con un toque especial de tocineta.

Ver receta
Conserva de Tomates

El tomate es uno de los ingredientes que tiende a deteriorarse más pronto. En algunas partes del mundo sólo se produce en determinadas épocas del año (primavera y verano). De allí, que el prepararlo en conserva sea una manera muy práctica de poder consumirlo en cualquier época del año. La receta que aquí se incluye es típica de las islas del pacífico sur (territorio llamado Polinesia).

Ver receta
Mole poblano

El mole es una salsa muy tradicional mexicana (su origen se remonta a la época precolombina) que se utiliza para acompañar diferentes tipos de carnes. La receta que aquí, se presenta es típica de Puebla (se dice que en el siglo XVII se utilizaban más de 100 ingredientes).

Ver receta