Quizás uno de los espacios más habituales de encuentro de las personas, amigos, familiares, compañeros de trabajo, es una mesa. Lo que se suele poner sobre ésta varía según los gustos y las ocasiones. En muchos casos hay bebidas, en especial licores como cerveza, vino, whisky, ron o algún coctel. En otros casos se sirve comida o una combinación de licores y comida.


Para los occidentales, comer con palillos es una costumbre extraña y exótica. Sin embargo, no debemos olvidar que se usan desde hace 5.000 años y que al menos un tercio de los habitantes del planeta comen diariamente con ellos.


La sal es quizá el ingrediente más humilde pero a su vez infaltable en cualquier cocina (tampoco suele faltar en la mesa). Al parecer es el condimento más antiguo utilizado por el hombre.


La Navidad es una celebración cristiana de muchos países occidentales. En ella se conmemora el nacimiento de Jesucristo en Belén. Como ocurre con muchas otras celebraciones, existe toda una tradición gastronómica asociada a ella. Sin embargo, esta gastronomía no es universal. Cada país, incluso cada región dentro de un mismo país, ha desarrollado sus propios platos tradicionales propios de esta época. La mayoría de ellos basados en ingredientes locales y en las condiciones climáticas predominantes de la época (según su ubicación geográfica). Lo curioso del asunto es que inicialmente la comida tradicional de Navidad era muy sencilla y frugal, al igual que las de otras celebraciones de origen religioso, pero con el paso del tiempo ha ido alcanzando cierto grado de sofisticación.


Los platos de Semana Santa, por su carácter internacional y su vastísima historia, conforman todo un universo gastronómico. En vano sería tratar de hacer una lista completa de regiones, platos y costumbres de cocina. Sin embargo, en esta segunda entrega hemos tratado de describir brevemente algunas de las más representativas tanto por su sabor o fama, como por su historia o por el significado que tienen para su país. Con platos como estos, sobra desear una feliz Semana Mayor, cualquiera sea el pensamiento religioso de nuestros lectores.


La Semana Santa es una fiesta religiosa para los cristianos, pero también se ha convertido en una época característica del año, una oportunidad para el descanso y el turismo en la que todos participan, sean o no practicantes. Por este carácter masivo y diverso de la celebración, nuestros usuarios plantearon cuán interesante sería indagar un poco entre las costumbres gastronómicas de esta época en diversos países. Aquí presentamos nuestros avances, en la primera de dos entregas.


Hemos encontrado que existe un poco de confusión en torno al concepto que encierra el término Cocinar y por ello consideramos oportuno hacer unas breves precisiones al respecto.


Para quienes tienen poca o ninguna experiencia en la cocina, las especias suelen ser ingredientes de poca importancia. Son varias las razones (aunque injustificadas) que conducen a esto:


El tapeo o ir de tapas es una costumbre muy española, que consiste en ir de bar en bar tomando algún tipo de bebida alcohólica acompañada de deliciosos platillos pequeños llamados tapas.