¿Qué es cocinar?


Hemos encontrado que existe un poco de confusión en torno al concepto que encierra el término Cocinar y por ello consideramos oportuno hacer unas breves precisiones al respecto.

El problema radica principalmente en la creencia de que el vocablo Cocinar se refiere única y exclusivamente al procesamiento de los alimentos, sometiéndolos a alguna fuente de calor (tradicionalmente el fuego) durante un período más o menos prolongado. Sin embargo, cocinar incluye procesos de diversa complejidad (desde muy simples a muy complejos), muchos de los cuales no requieren el uso del calor.

De una forma sencilla podemos decir que cocinar se refiere a cualquier tipo de intervención o transformación que se aplica a uno o varios alimentos con el fin de facilitar su conservación, digestión o, por lo menos, hacerlos atractivos para su consumo.

Según la explicación anterior, existen muchas formas de cocinar. Algunas o muchas de ellas no involucran el fuego o el calor producido por algún instrumento u objeto. Por ejemplo, la preparación de ensaladas, salvo las que se sirven calientes, no suele incluir la aplicación de calor. En ellas lo que usualmente se hace es cortar, picar y rallar uno o varios vegetales, los cuales se aderezan con una o varias especias o con algún aceite o vinagre y, quizás, un poco de sal. De esta manera, por simple que sea la ensalada, su preparación implica aplicar algún tipo de transformación a uno o varios alimentos. Esto es cocinar.

Triturar un trozo de carne y adobarlos con algunas especias, es también cocinar. Sumergir una o varias verduras en vinagre o en aceite de oliva (lo que se denomina macerar), sin duda, también es cocinar.

Parece que la confusión nace por el parecido y la relación aparente entre el término cocinar y el término cocción (la acción y efecto de cocer), que sí se refiere de forma explícita al proceso de transformación que se produce en un alimento cuando es sumergido en un líquido en ebullición o sometido al vapor que éste (el líquido) produce.

En síntesis, cocinar es tan fácil o tan difícil como la técnica que se emplee para ello o el resultado que se persiga al hacerlo. A su vez, cocinar es tan placentero o tortuoso como la actitud que se asuma al realizarlo.

Recetas recomendadas
Emparedado a la francesa - Croque-Monsieur

Este es un emparedado muy popular y común en los bistró de París. No está muy claro su origen, pero lo cierto es que Marcel Proust lo menciona en su novela "a la sombra de las muchachas en flor" publicada en 1919. En los menús de algunos cafés de París, ya aparecía este emparedado alrededor de 1910. Una variante de éste es el Croque-Madame que incluye encima un huevo a la plancha.

Ver receta
Patatas bravas

Sin duda el nombre de este delicioso y típico platillo de la gastronomía española se debe al picante de la salsa con que se preparan (conocida como salsa brava). Si bien no es muy claro su origen, la realidad es que muchos bares de Madrid y otras ciudades españolas atraen a sus clientes con esta singular tapa que va muy bien con una cerveza, un vino o algún licor más fuerte.

Ver receta
Camarones a la barbacoa de Melbourne

Australia es un país-continente en el que la barbacoa juega un papel esencial dentro de las actividades sociales y en el tiempo libre. Por esto es que allí en todas las ciudades y poblaciones se encuentran zonas de barbacoas eléctricas (en playas, en parques y zonas de camping) de uso público y gratuito. Allí se les llama aussie barbies. De allí nace esta receta que presentamos aquí, la cual se puede preparar en una plancha o una sartén.

Ver receta