Arvejas


  • Alverjas, Chícharos, Guisantes, Guisantes verdes

Pequeñas semillas comestibles, que se extraen de una vainas que miden entre 5 y 10 centímetros de largo, producidas por una planta leguminosa (pisum).

Cada vaina posee entre 4 y 8  semillas de color verde brillante y de textura suave. Son una buena fuente de fibra, carbohidratos, proteinas, minerales y vitaminas del complejo B.

Su sabor es ligeramente dulce. Se pueden conseguir frescas en su vaina, congeladas y enlatadas.

Se utilizan con mucha frecuencia en ensaladas y sopas.

Arvejas - Información Nutricional

Composición para 100 gramos

Valor energético: 116 calorías

Componente Contenido % valor diario* Info
Grasa total Grasa total 0.39 g 1 %

    Grasa saturada 0.054 g 0 %
Colesterol Colesterol 0 mg 0 %

Sodio Sodio 238 mg 10 %

Carbohidratos Totales Carbohidratos Totales 20.5 mg 7 %

    Fibra Dietaria 8.3 g 33 %
    Azúcares 2.9 g
Proteínas Proteínas 8.3 mg 17 %

Vitaminas Vitaminas y Minerales

Vitamina A: 0 % Calcio: 6 %
Vitamina C: 3 % Hierro: 25 %

* Los porcentajes de Valores Diarios están basados en una dieta de 2000 calorías (8380 kJ).

Recetas recomendadas
Pollo en hilachas

El pollo es una de las carnes más versátiles en la cocina. Es siempre una buena opción a la hora preparar comidas saludables y hay muy diversas formas de prepararlo. Esta sencilla receta que aquí presentamos se puede servir como plato principal de una comida pero puede también utilizarse como acompañamiento de unas tortillas de maíz tostadas o para rellenar unas tortillas de harina de trigo. También puede ser la base para acompañar unos deliciosos crepes.

Ver receta
Lomo saltado

La comida típica del Perú es muy variada y deliciosa. Cada plato cuenta una historia y, a su vez, está integrado a la larga historia de este país. El Lomo Saltado es una buena síntesis de la influencia culinaria recibida a través de los inmigrantes provenientes de China que llegaron al Perú a mediados del siglo XIX.

Ver receta
Moros y Cristianos

Esta receta con un nombre tan curioso hace parte indiscutible de la tradición gastronómica de Cuba. Su nombre, que hace clara alusión al período de dominio Árabe en España, expresa el contraste que hay entre los dos ingredientes esenciales de este plato: los fríjoles de color negro (que representan los moros) y el arroz blanco (que representa a los cristianos).

Ver receta