Lasaña con Pollo y Champiñones


Preparación: 0h 10m     Cocción: 1h 0m     Total: 1h 10m
Dificultad: Normal
Cantidad: 8 porciones

(preparada 29 veces  |  11 calificaciones)

La lasaña (o lasagna) es un tipo de pasta en forma de láminas delgadas que se intercalan con capas de alguna salsa de relleno. Esa sencilla receta de lasaña con pollo y champiñones ofrece una singular combinación de sabores, muy apropiada para una cena con invitados.

Ingredientes
  • 500  gramos de Pasta para Lasaña
  • 1/2  libra de Champiñones
  • 3  Pollo (pechugas)
  • 150  gramos de Mantequilla
  • 2  Cebollas cabezonas
  • 1  litro de Leche
  • 1  taza de Crema de leche
  • 4  cucharadas de Harina de trigo
  • 1 1/2  tazas de Queso Parmesano (rallado)
  • 1  libra de Queso Mozarela (en tajadas)
  • 3  dientes de Ajo
  • 4  cucharadas de Pasta de tomate
  • 4  cucharadas de Salsa de tomate
  • 60  mililitros de Vino blanco
  • 2  cucharaditas de Mostaza
  • 1  cucharada de Sal
  • 2  cucharaditas de Orégano (molido)
  • 8  litros de Agua
  • 1  cucharada de Aceite vegetal
  • 1  cucharadita de Laurel
  • 2  cucharaditas de Tomillo
  • 2  cucharaditas de Pimienta
  • 8  cucharaditas de Sal
Instrucciones

Poner una olla al fuego fuerte con 3 litros de agua y 1 1/2 cucharadita de sal. Agregar las pechugas de pollo. Cocer durante unos 30 minutos.

Mientras tanto, picar finamente las cebollas. Picar finamente los ajos. Lavar y escurrir los champiñones. Cortarlos en láminas delgadas.

Poner una sartén a fuego medio y derretir 25 gramos de mantequilla. Sofreir los champiñones. Escurrir y retirar los champiñones y reservarlos.

En la misma sartén derretir 100 gramos más de mantequilla. Sofreir la mitad de la cebolla durante 6 minutos. Adicionar la harina de trigo y revolver frecuentemente durante dos minutos. Adicionar gradualmente la leche sin dejar de revolver. Adicionar la mostaza y 1/2 cucharadita de sal y una cucharadita de pimienta. Revolver frecuentemente hasta lograr una salsa espesa. Agregar los champiñones y 1 taza de queso parmesano ralldo. Retirar del fuego, adicionar la crema de leche. Revolver bien hasta lograr una salsa homogénea. Reservar.

Cortar las pechugas en tiras delgadas.

Poner una olla mediana al fuego medio. Derretir los 25 gramos restantes de mantequilla. Sofreir el ajo y la cebolla restante durante 6 minutos. Agregar el pollo, la pasta de tomate, la salsa de tomate, 2 tazas de agua, el vino, una cucharadita de pimienta, el laurel, el tomillo y el orégano. Mezclar bien y dejar a fuego medio durante unos 15 minutos, revolviendo de vez en cuando. Retirar del fuego.

Poner una olla grande al fuego alto con 4 1/2 litros de agua, 4 cucharaditas de sal y una cucharada de aceite. Una vez comience a hervir adicionar las láminas de lasaña y cocer durante el tiempo que se indique en el empaque. Retirar la pasta y escurrirla bien.

Engrasar (untar un poco de mantequilla en toda la superficie) un molde refractario grande o moldes individuales pequeños (se pueden usar moldes desechables de papel de aluminio). Poner sobre el fondo una capa de pasta de lasaña. Sobre ésta, poner una capa de queso mozarela. Verter una capa de la salsa que tiene crema de leche y luego una capa del pollo con su salsa. Poner nuevamente una capa de pasta y repetir las otras capas. Rematar con una capa de pasta, luego una de queso mozarela, una ligera capa de la salsa con crema de leche. Espolvorear encima el queso parmesano restante.

Llevar al horno precalentado a 200°C y hornear durante 20 minutos. Servir.

Comentarios
comentarios gestionados por Disqus