Torta Red Velvet o terciopelo rojo


Preparación: 0h 30m     Cocción: 0h 30m     Total: 1h 0m
Dificultad: Normal
Cantidad: 12 porciones

(preparada 2 veces  |  3 calificaciones)

Este es un pastel tradicional de Estados Unidos de América y Canadá. Aunque hay discusión sobre su origen, una de las historias más creíbles es que se originó en tiempos de la Segunda Guerra Mundial. Época en la que escaseaban muchos alimentos y en la que los panaderos acudieron a la remolacha para dar color y endulzar sus pasteles. Lo cierto es que en la actualidad este pastel suele encontrarse en pastelerías famosas y tradicionales de esos dos países.

Ingredientes
  • 1  taza de Leche (entera)
  • 1  cucharada de Jugo de limón
  • 3  tazas de Harina de trigo
  • 1  cucharada de Cacao (en polvo)
  • 1  cucharadita de Bicarbonato de sodio
  • 300  gramos de Mantequilla (a temperatura ambiente)
  • 250  gramos de Azúcar
  • 2  Huevos
  • 1  cucharadita de Vinagre de vino blanco
  • 1  cucharadita de Esencia de vainilla
  • 1  cucharadita de Colorante vegetal (rojo)
  • 200  gramos de Azúcar glas
  • 600  gramos de Queso crema
Instrucciones

Precalentar el horno a 170°C,

Mezclar la leche con el jugo de limón y dejar reposar mientras se avanza en la preparación con los otros ingredientes.

Tamizar la harina junto con el cacao y el bicarbonato de sodio. Mezclar suavemente.

Cortar la mantequilla en trozos pequeños.

En un bol grande, con una batidora manual o unas varilla, batir la mitad de la mantequilla (la otra mitad se usa para el glaseado) con el azúcar hasta formar una pasta suave y homogénea. Adicionar los huevos uno a uno, batiendo hasta que se incorporen a la pasta.

En otro bol, mezclar el vinagre con la vainilla y el colorante rojo. Adicionar la mezcla de leche y jugo de limón y revolver hasta que se integren bien.

Adicionar poco a poco la mezcla de harina y la mezcla de vinagre a la pasta hecha con mantequilla y azúcar, revolviendo muy suavemente hasta que se incorporen bien.

Enharinar dos moldes redondos del mismo tamaño. Dividir la mezcla en partes iguales en estos dos moldes (si no tiene dos moldes puede hacer la tarta en uno solo y luego, cuando se enfríe, partirla en dos cuidadosamente con un cuchillo). Hornear durante 30 minutos. Introducir un palillo sobre la tarta. Si sale limpio es porque ya está bien horneada.

Retirar del horno y dejar enfriar durante 10 minutos antes de desmoldar. Cubrir con papel film y refrigerar por lo menos 4 horas.

Para preparar el glaseado poner la otra mitad de la mantequilla en un bol amplio, junto con el azúcar glas y mezclarlos con una batidora eléctrica o unas varillas batidoras. Adicionar poco a poco el queso crema. Batir hasta que la mezcla sea suave y homogénea. 

Retirar la tarta del refrigerador. Poner capas de la crema entre las capas de la tarta. Finalmente, cubrir la parte superior y las laterales esparciendo la crema con un cuchillo amplio.

Refrigerar por lo menos una hora más. Mantener refrigerado.

Sugerencias

La tarta puede tener 2 o 4 capas (según se desee).

Comentarios
comentarios gestionados por Disqus